lunes, 21 de abril de 2008

El valor de la sonrisa

Ha llegado a mis oidos que algun fan timid@ de este blog dice que es demasiado triste. Así que vamos a poner un poco de alegría, y no hay nada más alegre que una sonrisa :-)

Los chinos tienen un proverbio que dice: "El hombre cuya cara no sonríe, no debe abrir una tienda".

Claro! Ahora lo entiendo todo! Por eso ellos no dejan de sonreir. Aunque claro... si entras en un sitio y te atiende alguien con cara de acelga... se te quitan las ganas de volver...

Pero hay más ejemplos, hace años en un gran almacén de Nueva York, reconociendo la presión de trabajo de sus empleados durante la temporada navideña, decidieron imprimir el siguiente texto en la publicidad que recibieron sus clientes:


El valor de la sonrisa

No cuesta nada, pero crea mucho.
Enriquece a quienes reciben, sin empobrecer a quienes dan.
Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y su recuerdo dura a veces para siempre.
Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella, y nadie tan pobre que no pueda enriquecer por sus beneficios. Crea la felicidad en el hogar, alienta la buena voluntad en los negocios y es la contraseña de los amigos.
Es descanso para los fatigados, luz para los decepcionados, sol para los tristes, y el mejor antídoto contra las preocupaciones.
Pero no puede ser comprada, pedida, prestada o robada, porque es algo que no rinde beneficio a nadie a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente.
Y si en la extraordinaria afluencia de último momento de las compras de Navidad alguno de nuestros vendedores está demasiado cansado para darle una sonrisa, ¿podemos pedirle que nos deje usted una sonrisa suya?
Porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien no le queda ninguna que dar.


Ahora sólo nos queda ponerlo en práctica y el primer paso es... "saludar con una sonrisa" a los compañeros de trabajo, al vecino que se cruza en el ascensor, a la familia al salir por la mañana o llegar por la noche.
Que no solo vamos a sonreir cuando tenemos que posar para la foto ;-)

2 comentarios:

pitufo bromista dijo...

Si lo que quieres es pitufear una sonrisa, aquí tienes dos :-D
;-D

chino mofletudo dijo...

Eso de que los chinos siemple sonleimos es veldad. Pelo a algunos nos gusta tambien hacel leil a los demás, sobletodo en los ascensoles.