lunes, 26 de noviembre de 2007

Diario de vuelo (o de espera)

20:45:
Llevo 10 minutos en la cola de TAM en Sao Paulo para hacer el check-in del vuelo interno y va despacio. Así que decido empezar el post de mi viaje (en cuaderno claro, que no es muy practico escribir de pie con el portatil mientras arrastro la maleta).
La primera parte ha ido bien (es lo que tiene que el viaje sea de curro y te eviten la clase turista porque 11 horas sin poder estirarse debe ser bastante incómodo).
Es mi primer viaje a Porto Alegre sola y de día, así que a falta de conversación me ha dado tiempo a todo menos dormir la siesta (y eso que lo he intentado). Pero básicamente le he sacado mucho jugo a la pantalla individual de mi asiento. Por ejemplo, he descubierto el máximo de niveles del tetris volcánico (al superar el 10, vuelve a cargarse el nivel 10) que era el juego más divertido a falta de psp...
Pero tambien he tenido tiempo de ver pelis. En total tres, aqui va una breve reseña filmográfica:
- "hasta que el cura nos separe": tipica comedia para ver mientras se come,
- "georgia rule": especie de drama de medio-día de esos que ves en el sofá y que ví... medio tumbada en el sillón. Era bastante peculiar porque estaba doblado a una especie de mexicano sin acento, y se hacia dificil seguirlo.
- Y... "Sin reservas": fue la que más me gustó de las tres (mezcla de drama, comedia romántica con final esperado)
Lo que no he empezado es el libro que me ha dejado aglar-nas (eso lo dejo para los ratos que esté sola en el hotel y que seguro que me dan para otro post).
Voy a dejar de enumerar todo lo que he hecho que para "cómo pasar el rato", ya está una de mis primeras aportaciones a la red traducida al viaje en metro... y porque la cola ha ido más deprisa de lo que pensaba :-D (aqui hay una clara muestra a ser analizada por un psicologo...)

22:05:
Esperando que arranque el avion. Empiezo a tener sueño y para tratar de evitarlo vuelvo a la libreta. Estamos esperando a gente de un vuelo internacional y para entretenernos, el comandante no hace más que parlotear contandonos que estamos en uno de los aviones más nuevos que tienen (A 321) y venga hablar de la capital "gaucha" a la que vamos... hasta nos dan un caramelito de café y un bocata de mortadela y queso, que claro a las 12 y pico de la noche no hay quien se coma... Al final sólo fueron 45 minutos de retraso por las colas del control de pasaportes y check-in que hay en el aeropuerto y que el comandante dicharachero se encargó de repetir varias veces.

1:20:
Llego a mi habitación del hotel. Hora de dormir... (aún no sabía lo "silenciosa" que iba a ser)



Continuará ... (si l@s fans del blog quieren, claro, que no es plan de asustar a las escasas visitas que tenemos con mis historias :-P)

4 comentarios:

zetanas dijo...

Por mi no tengo ningun inconveniente que postees tus ratos de descansos en el blog, es mas lo prefiero porque asi nos contaras coss que a lo mejor luego se te olvidan por tenerlas como banales.
P.d: Siempre me han gustado los diarios de viaje :P

y qué tal el tiempo? dijo...

Será la única manera de saber algo de tí y de tu viaje. O bien porque no das señales de vida, o porque nunca cuentas nada.

sol y calor dijo...

Pues eso... aunque por las noches refresca algo...

Mithamard Aglarluin dijo...

Encantada de que nos cuentes tu viaje.
Así no te echaremos tanto de menos ;)