martes, 24 de junio de 2008

Duncan Dhu Una lanza, una oración

Yo lo tengo ya, es un buen lugar
cuando el tiempo se termine
vendré aquí a descansar.
Del pueblo que se ve nadie ha oído hablar
no tiene nombre y sus gentes
quieren olvidar.


Y una lanza aquí estará
sobre una roca mira al cielo para recordar
a los que nunca ya se les podrá olvidar,
que puedan descansar, cuando el tiempo
no cuente ya.


Yo aquí esperaré a que llegues tú
cuando el tiempo sea nuestro
me vendrás a buscar.
Elige un buen lugar no muy lejos de aquí
que tu perfume quiero oler
aunque haya sobre mí
toda la tierra del lugar, y una piedra con
mi nombre para recordar que no hice nada
que no se pueda olvidar.
Y cuando estés aquí brindaremos
por ti y por mí.


Sabes al nacer, que aquí habrás de venir
traéte todo lo posible para conseguir
que no se olviden que te deben recordar
que aunque tiempo aquí no haya
de ti puedan hablar


Y una lanza aquí estará
sobre una roca mira al cielo para recordar
a los que nunca ya verás, pero una lanza
habrá sobre una roca mira al cielo para...



No encuentro ni el vídeo ni la canción para ponerla, sorry.

1 comentario:

Mithamard Aglarluin dijo...

Guardo un buen recuerdo de esta canción y de la paloma blanca... aparte porque recuerdo que estudié el período griego del año 2.000 a. C.(comenzaba así la lección) y porque hacían que mi mente maquinara historias medievales, gestando Izgur.