miércoles, 31 de diciembre de 2008

Un año más ...

Siguiendo con el resumen de eventos navideños, hoy toca hablar de de la "Nochevieja" con sus trajes de lentejuelas, sus moños imposibles, el tanga rojo, las sandalias de verano, las uvas, la copa de cava con el anillo de oro dentro, el pie derecho adelantado, la maleta en la puerta... vamos que no falta de nada para empezar el año estresada.

Pero que mejor que todo un clásico de la música para dar ambiente a esta noche, mientras repasamos lo bueno y lo malo que hemos tenido este 2008 que hay que hacer balance para no repetir los errores... o por lo menos eso dicen.



Estoy pensando, que el año que viene voy a celebrar la pre-nochevieja para empezar el nuevo año mucho más relajada.

Feliz 2009 y no os atraganteis con las uvas que me han dicho que el cotillón en urgencias no es muy divertido :-D

3 comentarios:

vanesa dijo...

Jo! Es verdad, esa canción de Mecano que un 31 de diciembre nos la puso mi padre hasta la saciedad. Tantas veces la repitió que al final se rayó el CD.
Otra cosa, yo de estrés nada, porque ni uvas, ni vestido, ni tanga, ni sandalias, ni pie derecho, ni copa de cava (y mucho menos con anillo dentro). A lo mejor lo único que hago es cambiar los calendarios y quizás lo deje para mañana, porque a las 12 de la noche ya es hora de irse a la cama.
¡¡¡FELIZ AÑO 2009!!!

zetanas dijo...

Feliz año tb a vosotros.
Como digo todos los años, la Nochevieja es de esas fiestas que no entiendo, solo porque en el calendario cambiamos de numero al año. Y por que no celebramos los cambios de meses que son mas o porque es una fiesta que hay pueblos en España que lo celebran en Agosto, una semana antes del verdadero fin de año o en Madrid se reunen el dia 30 y hacen un simulacro de las uvas??? como decian los romanos, pane et circo.
Creo que estoy un tanto pesimista, intentare cambiar el chip

mithamard aglarluin dijo...

Vaya se acaba el año y empieza otro nuevo. Aunque comparto con zetanas ese sentimiento ante el cambio de año, intentaré pensar en positivo. Ante nosotros tenemos 365 días nuevos con nuevas sorpresas y nuevas alegrias y tristezas (que en este mundo hay de todo), disfrutemoslos como si cada día fuera un día diferente, y aunque cumplamos un año más y nos salga una arruga más, no nos desanimemos y que nos quiten lo bailado.
Ah, entre tanta superstición que ha escrito rql falta el de quemar el tanga rojo (o las bragas rojas). Y en el brindis hay que pedir un deseo. Lo único que le pediría es que se acabe esta crisis que a muchos que conozco les ha dejado sin trabajo. Y como eso me parece poco probable pues entonces que me quede como estoy. Feliz año!