viernes, 18 de julio de 2008

¿Por qué viajas?

Esta pregunta la planteaban en un artículo que leí la semana pasada en mi último viaje. En ese momento me dirigía a POA via BsAs por motivos de trabajo, así que podría decir que se trataba de un viaje forzoso, aunque nadie me amenazó con una pistola ;-)
Y es que tras tantas visitas uno acaba cogiéndole cariño al churrasco,el pão de queijo y el edificio de Terra (con sus habitantes claro).
(fin del momento kit-kat dentro del post :-P)

Casi todos llevamos un Willy Fogg dentro que nos hace planear viajes más o menos lejanos, y eso que siempre terminamos diciendo que como en España no se come, como en tu cama no se duerme y para monumentos y paisajes los españoles :-D
Pero pese a todo, seguimos haciendo y deshaciendo maletas, subiendo en aviones (o trenes, o coches, o barcos...), comprando guías y buceando en internete en busca de esa "información imprescindible" para aprovechar el próximo viaje al 200%
Así que... ahora que llegan las vacaciones... pensemos... ¿por qué viajas?
¿Para llenar el pasaporte de sellos?
¿Para marcar en un mapa todas las ciudades y paises visitados?
¿Para visitar a los amigos?
¿Para cambiar de aires?
¿Para disfrutar de paisajes, culturas, olores y sabores distintos a los que te rodean?
¿Para patearte una ciudad y regresar con dolor de pies y cientos de fotos para evitar que los recuerdos se pierdan?
¿Por algún síndrome extraño que te impide quedarte en casa sin hacer nada?


p.d. ¿Falta algún motivo? ;-)
p.d2. FELICES VACACIONES! (donde sean, como sean y con quien sean)

2 comentarios:

Mithamard Aglarluin dijo...

Uno de los motivos de los viajes puede ser el llamado cambiar de aires, que no consiste en otra cosa que en olvidar tu trabajo y de donde vienes por unos dias.
En definitiva salir de la rutina.

Miss Fogg dijo...

Tambien está el motivo de la envidia. Hay quien viaja para dar envidia a los demás o cuando menos para que no se la den los demás. Hoy en día parece que hay un concurso por ver quien viaja más y más lejos, por desgracía jamás lo ganaré.
Yo tengo que reconocer que me gusta viajar aunque de recuerdo me suela traer una estupenda calentura, será por el disgusto de volver.