lunes, 25 de febrero de 2008

Annabel Lee de Poe

(Traducción de María Condor y Gustavo Falaquera)
Hace muchos, muchos años,en un reino junto al mar,
vivía una doncella cuyo nombre era Annabel Lee;
y vivía esta doncella sin otro pensamiento
que amarme y ser amada por mí.

Yo era un niño, una niña ella,
en ese reino junto al mar,
pero nos queríamos con un amor que era más que amor,
yo y mi Annabel Lee,
con un amor que los serafines del cielo
nos envidiaban a ella y a mí.

Tal fue esa la razón de que hace muchos años,
en ese reino junto al mar,
soplara de pronto un viento, helando
a mi hermosa Annabel Lee.

Sus deudos de alto linaje vinieron
y se la llevaron apartándola de mí,
para encerrarla en una tumba
en ese reino junto al mar.

Los ángeles, que no eran ni con mucho tan felices en el Cielo,
nos venían envidiando a ella y a mí…
Sí: tal fue la razón (como todos saben
en ese reino junto al mar)
de que soplara un viento nocturno
congelando y matando a mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era mucho más fuerte
que el amor de nuestros mayores,
de muchos que eran más sabios que nosotros,
y ni los ángeles arriba en el Cielo,
ni los demonios abajo en lo hondo del mar,
pudieron jamás separar mi alma
del alma de la hermosa Annabel Lee.

Pues la luna jamás brilla sin traerme sueños
de la bella Annabel Lee;
ni las estrellas se levantan sin que yo sienta los ojos luminosos
de la bella Annabel Lee.

Así, durante toda la marea de la noche, yazgo al lado
de mi adorada -mi querida- mi vida y mi prometida,
en su tumba junto al mar,
en su tumba que se eleva a las orillas del mar.

Se que Aglarluin lo puso en su blog, pero hoy dando una vuelta por la red me la he encontrado y ante pieza tan hermosa uno no se puede resistir. Y a quien no le guste que no lea.

2 comentarios:

usher dijo...

Vaya, que romántica se nos ha puesto hoy zetanas

Mithamard Aglarluin dijo...

Zetanas siempre ha sido una fiel seguidora de Poe, sobre todo de sus relatos. Y este poema tiene las trazas del romanticismo: el amor imposible, lejano, en este caso por la muerte de la chica.
Ay como me gusta la versión que hizo Radio Futura de este poema...